Redecora tu mazmorra

Sesión 13: El Asedio de Escaluna

Tras la caída de Skalmad, queda un asuntillo con cierto ejército de trolls...

Skalmad, el Rey Troll, ha sido derrotado. El estallido de luz carmesí en el que se han desvanecido sus restos aún parpadea en vuestros ojos, mientras os preguntáis cuánto de verdad había en sus últimas palabras. ¿Es demasiado tarde para salvar Escaluna? ¿Se encuentran ya las huestes de la Trólaga a las puertas de la ciudad, o tan solo era un intento desesperado por ganar tiempo?

Un extraño zumbido interrumpe vuestros pensamientos, y la exótica gema que os trajo la paloma de obsidiana comienza a vibrar, emitiendo un fulgor verdoso. ¡De algún modo, la joya está rasgando el tejido de la realidad! Un portal hacia lugares lejanos se ha abierto ante vosotros, trayendo lamentos en idioma élfico, y un nombre familiar: Rualiss. Vuestra presencia se requiere en otro lugar. Tras dudarlo brevemente, decidís cruzar la puerta, atendiendo a la llamada de auxilio.

En un instante que parece una eternidad, vuestros cuerpos son transportados a través de los mundos, aterrizando en un lugar familiar. De pronto, os encontráis de nuevo en Escaluna, junto a la Puerta de la Luna… y no estáis solos. A vuestro alrededor, varias docenas de gráciles guerreros de exóticas armaduras (¿eladrines?) se muestran tan desorientados y mareados como vosotros. A unos pasos de distancia, frente a vosotros, veis a dos figuras envueltas en chisporroteantes energías arcanas que se van apagando poco a poco; probablemente son quienes os han traído aquí. Reconocéis a la de menor tamaño como el misterioso y excéntrico gnomo que os convenció para conseguirle productos alquímicos. A su lado, un Eladrin relativamente joven, vistiendo una rica túnica azulada, os da la bienvenida, presentandose como Rualiss.

- Gracias por acudir. El peligro está próximo, pero aún disponemos de unas pocas horas, y veo por vuestro aspecto que necesitáis descansar desesperadamente. Por suerte, conozco el lugar idóneo…


Los compañeros (Xhal, Jackie, Yoki y Pakho) son llevados a la familiar habitación en la posada Miranube, donde se les proporciona una exquisita cena y un rápido resumen de los últimos acontecimientos. La situación parece ser crítica, con grandes cantidades de monstruos concentrandose en las afueras del pueblo. Los lugareños han sido llamados a refugiarse tras las murallas, pero muchos han sido incapaces de llegar. Todo indica que los invasores están preparándose para atacar al amanecer. Las noticias sobre la muerte de Skalmad son recibidas con esperanza, pero este acontecimiento no parece haber surtido efecto alguno en la moral de la horda monstruosa, y el enfrentamiento parece inevitable.

Como guerreros de élite, y matadores del Rey Troll, vuestro papel en el combate que se avecina será vital. Los líderes de las maltrechas fuerzas defensoras (lo que queda de la guardia de la ciudad, más una escuadra de Eladrines que han sido invocados a través del portal) confían en vuestro experto criterio para decidir dónde será más beneficiosa vuestra ayuda. Se os presentan las siguientes opciones.

- Situaros en la puerta principal de la vieja Muralla Troll, donde la batalla será más cruenta.
- Proteger los muelles, donde se teme que desembarque una avanzadilla de Kuo-Toas que flanquearía a los defensores de las murallas.
- Salir al rescate de los campesinos que aún no han podido refugiarse en las murallas. Más de un centenar de habitantes de las granjas próximas están ausentes, y es probable que muchos de ellos sigan aún vivos, ocultandose en sus casas. Cuando el ejército enemigo llegue, serán arrasados. Si elegís esta opción, deberéis llevar a cabo el rescate antes de que se inicie el asalto a las murallas, por lo que no podréis descansar por completo (efecto de descanso extendido reducido en 25%).

(La historia del resto de los troleros, que se quedaron atrás sin poder atravesar el portal mágico, se explicará más adelante…)


Pakho miró a sus compañeros a ver cómo reaccionaban al marrón que aquel mariposón les acababa de poner encima de la mesa. Con la paliza que tenían encima… Si hubiera sido por él se hubiera levantado directamente, se hubiera ido a dormir y mañana sería otro día. Pero algunos de los que estaban con él habían comido mucho más choped que él, a veces por él, y le parecía mal marcharse. “Uff, no me acostumbro a trabajar en equipo… Todo es mucho más complicado.”, se dijo mientras se frotaba los ojos.

-¿Qué vais a hacer? – volvió a preguntar Rualiss.

- No creo que debamos ir nosotros a rescatar a los campesinos.- dijo al final. Quizá así le dejaran irse a la cama… – Estamos hechos polvo y además implicaría alejarnos del pueblo. Tú tienes esa legión de animadoras de ahí fuera. Están frescas y tienen mucha más movilidad. Deriva un grupo hacia los campos y que los demás se queden en la ciudad. Como las murallas se van a convertir en una picadora de carne, que se queden allí. En cuanto a nosotros… No sé. La lógica me diría que nos dividamos, pero un ente llamado “metajuego” me dice que no, así que francamente, me da igual. Que decidan mis compañeros, que saben más.

(El metajuego responde: En el asedio a Escaluna vamos a introducir la nueva tecnología Carne de Cañón™, para poder participar en las batallas incluso si tu personaje no está. Así que, si realmente creéis que dividiros es la opción más sensata, adelante.

En otro orden de cosas, si no sucede ningún desastre en la misión de rescate, debería ser posible regresar a tiempo para incorporaros a la lucha en uno de los otros dos frentes.)

Ya, ¿habiendo descansado un 75%? A menos que los que ataquen a los campesinos sean minions de punto de vida cada uno, cualquiera se mete a pegarse en la muralla o en el otro sitio sin todos los diarios en el bolsillo by the case.

Yo [Pakho], personalmente, no me atrevería. Sobre todo habiendo “tropas” a las que mandar a hacer los recados. Si nosotros somos la fuerza gorda es mejor mantenernos en el pueblo. Lo que ya no sé es qué hacer en el pueblo ya que va a haber 2 frentes. De ahí mi duda con dividirnos o no. Desde luego a Xhal le dejaba en la muralla porque va a ser más jevi y porque es más tanque. Quizá a Jackie también que con los animalitos y tal… Y quizá Yoki y Pakho al otro lado para proteger la retaguardia. Pero tampoco sabemos lo que viene así que a saber. Pero en principio yo haría eso. Otra cosa es que se pueda.
-————————————————————————————————————-

Xhal no tiene dudas; la sutileza nunca ha sido su fuerte y donde esté el follón gordo él no puede faltar! A la puerta que vamos, Qui’llo. Aunque antes podríamos tomar unos cuantos bizcochitos rellenos de la señora Medialuna, que aunque no lo pueda reconocer para perder mi malotez están de muerte ^^


Jackie opina:

¿Acaso vamos a abandonar a los lugareños a su suerte?

¿Qué es un triste poder diario frente a las vidas de unos lugareños
que, sin nuestra ayuda, caerán presa de los trolls?

Ese lugareño podría ser tu padre, tu hermano o tu mascota. ¡Y tienen familias!

Dónde defendamos me da igual, ¡pero tenemos que salvar a los lugareños!


Pakho responde:

Y digo yo… ¿no pueden ir los elfos estos milindrines que el Rualiss se ha traído?

Defendidos estarán, pero no por nosotros.


Conclusión:

Ni una baja (al menos en la gente de la ciudad…). Un combate muy épico, con criaturas voladoras incluidas. :P

Comments

psikus

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.